• contacto@planetadelfuturo.com

Pasto sintético en dormitorios de niños, un pedazo de naturaleza en casa

Pasto sintético en dormitorios de niños, un pedazo de naturaleza en casa

En muchas etapas de la infancia, hay una constante muy difícil de cambiar. Los niños atesoran sus mejores momentos al aire libre, siempre en contacto con la naturaleza. Si eres mamá o papá, sabrás que es casi imposible retenerlos en su habitación. Si bien parece un reto al comienzo, una decoración atractiva ante sus ojos hace el trabajo mucho más llevadero. Y es aquí, precisamente, donde el pasto sintético para dormitorios de niños, cumple un papel magistral.

Una buena decoración para dormitorios infantiles es primordial, pues representa la zona de confort de cualquier niño. Es un espacio para sentirse a gusto, cómodo y repleto de sus pertenencias más importantes. Por lo tanto, al momento de planificar una decoración, hay que considerar aspectos que ofrezcan la libertad e ilusión que ellos precisan.

El pasto sintético es un pedacito del exterior en el interior. Una forma de trasladar la naturaleza y su belleza dentro de casa. Los niños son amantes del césped, de la delicada textura donde podrían pasar horas recostados. Sin duda, escoger una temática natural para los dormitorios, es dar finalmente en el clavo. Es unir dos de sus cosas favoritas en un mismo espacio. La casa y la naturaleza en conjunto, sin necesidad de inclinarse por una.

¿Por qué escoger el pasto sintético en las decoraciones infantiles?

El pasto sintético o también llamado el césped artificial, puede utilizarse en el interior o exterior de casa. Tiene los mismos rasgos del césped natural, con una textura fresca, delicada y grata en contacto con la piel. Escoger el pasto sintético por encima de otras decoraciones, podría no sólo embellecer su habitación de un modo distinto. También, de hecho, simularía muy bien la naturaleza, dando un toquecito estético en casa. Los dormitorios obtendrían un equilibrio entre armonía y frescura.

Además, los niños estarían complacidos de utilizar sus horas de juego en su propia habitación. El pasto sintético simula muy bien los espacios al aire libre. Esta es una alternativa acogedora, pero sobre todo versátil, gracias a sus numerosas formas de utilizarlo. Este modo de decoración permite a tu hijo transformar su dormitorio en un amplio cuarto de juegos. Con esta propuesta, obtendrá un sinfín de aventuras y tú, por supuesto, estarás feliz de dar pie a su imaginación.

3 formas usar el pasto sintético en dormitorios de niños

Como bien hemos dicho, son muchas las formas de utilizar el pasto sintético en los dormitorios infantiles. Esta vez, te presentamos tres opciones sumamente fáciles y estéticas para ellos.

#1 – Cubre el dormitorio completo

Al comienzo, suena como una idea descabellada, pero después de contemplarlo mejor, es realmente reconfortante. Se trata de una habitación cubierta de extremo a extremo con este preciado material. Es una forma de trasmitir una esencia hogareña, llena de calidez y quietud. De este modo, tu hijo no tendrá límites para jugar.

#2 – Diseña un pequeño espacio para él

En esta oportunidad, la idea es darle exclusivamente un área de juegos. Puede ser una pequeña parte de su habitación, justo donde reposa su mesa de dibujos o juguetes nuevos. Allí, podrías incluir un pequeño pedazo de pasto sintético para acompañarlo en sus aventuras más entretenidas.

#3  – Haz un cuarto temático

En este punto, puedes decorar su habitación completa y simular que se trata del aire libre. Escoge una pequeña alfombra de pasto sintético, decora su cama, paredes y da un toque completamente distinto. Este espacio transmitirá completa paz y, lo mejor de todo, es que sentirá que todavía adentro, está en el exterior.

Quiero ver más sobre pasto sintético

Pasto sintético en dormitorios de niños, un pedazo de naturaleza en casa
Puntúa el post
Pablo

Mi nombre es Pablo López Romero, ambientólogo apasionado de las nuevas tecnologías y el avance continuo.

Deja tu mensaje